Pasar al contenido principal
  Cargando...
 01 473 735 3626 al 33
  ACCESIBILIDAD

Día Nacional contra el Uso Nocivo del Alcohol

Fecha
Descripción

El consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad es un problema de salud pública, que en los últimos años ha cobrado importancia, debido tanto a los efectos que provoca en la salud, en la familia, en la escuela y en el desarrollo, así como por las consecuencias económicas y sociales que provoca; por lo anterior el Honorable Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, declaro el 15 de Noviembre de cada año como "Día Nacional contra el Uso Nocivo de Bebidas Alcoholicas", en decreto publicado el ocho de mayo del 2018 en el diario oficial de la federación.

Se entiende por uso nocivo del alcohol, al consumo de bebidas alcohólicas en exceso, o al consumo que pone en riesgo el desarrollo y la salud de quien las consume, y que implica con frecuencia consecuencias sociales adversas.

De acuerdo a la Ley General de Salud (Art. 185-bis), el uso nocivo del alcohol, se refiere al consumo de bebidas alcohólicas:

  • Por menores de edad.
  • Por mujeres embarazadas.
  • Por personas que van a manejar vehículos de transporte público, automotores o maquinaria.
  • Por personas que van a desempeñar tareas que requieren habilidades y destrezas, o que implican el cuidado de otras personas.
  • Por personas con alguna enfermedad crónica.
  • Consumo en exceso.

A nivel nacional, en los 32 estados de la República las Comisiones Estatales contra las Adicciones (CECA) y los Centros de Atención Primaria contra las Adicciones (CAPA) realizan diversas actividades con la población para brindar información, asesoría, evaluación y referencia de aquellas personas que tengan problemas relacionados con el consumo del alcohol; con énfasis en menores de edad y en la Línea de la Vida de la CONADIC (01-800-911-2000) se estarán atendiendo las consultas ciudadanas al respecto.

Estadísticas

En México, 4 de cada 10 menores de edad han consumido alcohol alguna vez en su vida.

A pesar que nuestro país no se caracteriza por el consumo de grandes cantidades de alcohol (el consumo per cápita es de 4.4 lts. por año), el patrón de consumo se caracteriza por ser excesivo, es decir, se consumen grandes cantidades de alcohol en periodos cortos de tiempo, principalmente los fines de semana.

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT 2016), 39.8% de los menores de edad (es decir, 4 de cada diez) han consumido alcohol alguna vez en la vida, y 8.3% (es decir, casi 1 de cada diez) consumieron cinco copas o más en el último mes. Los datos también indican que el consumo en menores va en aumento, ya que entre 2011 y 2016 el consumo excesivo en menores de edad se incrementó 93.1% (4.3 a 8.3%).

Además, el consumo de bebidas alcohólicas es uno de los principales factores de riesgo a la salud en nuestro país. El estudio de Carga Global de Enfermedad estima que durante 2017 el consumo de alcohol fue el sexto factor de riesgo asociado a muerte prematura en población general, sin embargo, en población menor a 20 años el alcohol pasó a ser el cuarto factor de riesgo más importante para muerte prematura y el quinto factor de riesgo para discapacidad, con diferencias importantes entre sexos.